Dermae Clínic

Patología de uñas

La dermatología es la especialidad encargada del diagnóstico y tratamiento de las afecciones en las uñas.

¿Qué patologías pueden presentar las uñas?

Las uñas pueden sufrir diversos tipos de alteraciones, como en su espesor, desarrollo, tamaño, consistencia, curvatura, adhesión al lecho ungueal, modificaciones de la superficie y coloración.

Estas alteraciones pueden ser localizadas en las uñas, pero a su vez es un indicador del estado real de tu salud. Si tus uñas tienen un mal aspecto es muy posible que exista algún tipo de problema.

Por tal motivo es importante que sean evaluadas para así detectar alguna enfermedad en la uña o si es consecuencia de alguna patología que estás presentando y aún no te has dado cuenta.

¿Cómo está constituida la uña?

Las uñas de las manos y pies son las encargadas de proteger los tejidos blandos de los dedos. Están formadas por capas de una proteína endurecida llamada queratina, esta proteína también se encuentra en el pelo y en la piel.

Son formadas a partir de dos matrices, la dorsal que se encuentra justo debajo de la cutícula que le da un aspecto saludable de superficie lisa; y la ventral que está más profunda y va creciendo adherida al lecho ungueal para darle un color rosa uniforme.

El promedio del crecimiento ungueal es de 3 a 4 mm por mes.

El aspecto de tus uñas revela tu estado de salud. En ellos influyen su crecimiento, el color, la fragilidad, o la dureza, también si presentan ondulaciones o rayas.

Tipos de patologías en las uñas.

Actualmente, nuestras uñas forman parte de nuestra personalidad, ya que existen tantos productos que se pueden aplicar en las uñas para estar a la moda y completar el estilo que poseemos. En tal sentido, las personas se preocupan más de su estética que de la salud y desconocen que las uñas revelan como está tu salud de manera general.

Hoy queremos enseñarte algunas de las afecciones más frecuentes, por qué se producen y qué debemos hacer para mejorar el aspecto de nuestras uñas.

Si presentas alguna de ellas, te invito a solicitar tu cita, recuerda que “cuidar de tu salud, es cuidar de tu verdadera belleza”.

Leuconiquia.

Es la aparición de bandas blancas transversas o de puntos blanquecinos. Si al presionarla no desaparecen, es consecuencia de una afección en la matriz del crecimiento de la uña. Mientras que si desaparecen al presionarla nos indica que podemos estar teniendo enfermedades en los riñones y en el hígado.

Melanoniquia.

Es la aparición de coloración castaña en la uña, nos puede indicar aumento en el estímulo de la producción de color en la matriz que puede ser por un medicamento, si es una línea recta longitudinal puede ser secundario a un lunar en la matriz o el estímulo de los melanocitos por pequeños traumas.

Decoloración amarillenta.

Pese a que automáticamente podemos pensar en hongos, no es la realidad, ya que puede puede ocurrir también por inflamaciones en el lecho ungueal, en enfermedades como psoriasis, liquen plano, pequeños traumas, por el uso de sustancias colocadas, por ejemplo esmaltes muy intensos de larga duración, y por enfermedades sistémicas y deficiencias vitamínicas.

Surcos trasversales (de Beau).

Se manifiestan debido a la interrupción temporal del crecimiento de la uña, por una inflamación de la matriz, por alguna enfermedad debilitante pasada, o por el uso de medicamentos. Si la interrupción es severa puede originarse separación de la uña de la cutícula (Onicomadesis).

Surcos longitudinales.

Se manifiestan como surcos que recorren toda la uña desde la cutícula hasta el borde libre. Comúnmente ocurren en uñas envejecidas o que están en contacto con irritantes o pequeños traumas (lavado agresivo de las manos, comerse las uñas, tics nerviosos), pero también pueden aparecer secundaria a tumores en la matriz de la uña.

Onicosquisis.

Separación de las capas de queratina en la uña en su borde libre. Se suele observar en pacientes que utilizan manicuras agresivas, y procesos de esmalte de larga duración, o pequeños traumas (lavado agresivo de las manos, comerse las uñas, tics nerviosos).

Piting ungueal.

Son pequeñas depresiones cuculiformes sobre la lámina de la uña, que orientan a enfermedades inflamatorias en la matriz. Son evidentes en psoriasis y alopecia areata, que si son muy distribuidas y acompañadas de estrías/surcos longitudinales da un aspecto a la uña de papel de lija (Traquioniquia).

Uñas encarnadas (Onicocriptosis).

Afección mecánica de los bordes laterales de la uña que se acompaña de inflamación intensa, exudado, dolor, dificultar para andar. Se asocia a la manipulación inadecuada de los bordes laterales de la uña por un mal corte de las mismas, por calzado inadecuado y por mala estática postural. Es capaz de crear una reacción granulomatosa e infección bacteriana agregada. Su tratamiento requiere cirugía dermatológica.

Infección por Hongos (Onicomicosis).

Como has podido ver, no todas las enfermedades de las uñas son generadas por hongos. Los hongos en las uñas no forman parte de nuestra flora normal, son adquiridos del ambiente (suelo, animales, personas). Su gran afinidad por la queratina y al estar en un ambiente húmedo favorece su crecimiento y reinfecciones.

Infecciones por bacterias.

Favorecido por el ambiente húmedo, diagnóstico retrasado y manipulación, bacterias pueden colonizar la uña.

Es importante saber que es PROHIBIDO sacar la uña si se sospecha de una infección por hongos o por bacterias, ya que existen dos grandes riesgos:

Diagnóstico y Tratamiento.

Si tienes afecciones similares en las uñas, no dudes en agendar tu cita para evaluar las uñas.

Más allá de lo cosmético, las uñas brindan una gran información de nuestra salud.

Una pronta atención permite un diagnóstico certero y un tratamiento seguro.

Recomendaciones generales.

Cutículas.

Es la delgada piel que recubren la uña, que junto a los pliegues permite mantenerlas saludables.

Uñas.

El corte adecuado de las uñas evita infecciones y uñas encarnadas. La frecuencia varía según la persona, siendo en promedio una vez al mes.

Contáctanos