Dermae Clínic

Lipomas, Quistes y Lunares

¿Qué son los lunares?
¿Qué es el Lipoma?
¿Qué son los quistes?
¿Qué son los fibromas?
¿Qué son las queratosis seborreica?

Lunares

Los lunares o nevos son crecimientos benignos secundarios al acúmulo de melanocitos, células encargadas de dar el color a la piel, que pueden ser de nacimiento (nevos congénitos) o que aparecen como resultado de la exposición solar (nevos adquiridos).

La aparición de los lunares se considera normal hasta los 40 años, después de esa edad tienden a desaparecer. Por eso es de suma importancia que “nuevos lunares” después de los 40 años debe ser evaluado.

Pueden ser totalmente planos como una mancha (mácula) o levemente elevado (pápula), tener superficie lisa o rugosa, pueden tener pelo o no, y usualmente tiene un o dos tonos de color café. Es importante que estos lunares no cambien en el tiempo, y si se ven cambios se debe sospechar en un cáncer de piel (melanoma).

Tipos de lunares.

Nevo de unión

Los nevos melanocíticos son lunares en la piel que ocurren por la acumulación de melanocitos en la zona donde se unen la dermis y la epidermis. Usualmente, estos lunares son planos, con bordes regulares y tienen un pigmento homogéneo. Estos se pueden adquirir en la infancia y los primeros años de vida.

Nevo Intradérmico

Los nevos intradérmicos son lunares de color carne que se confunden con la piel que lo rodea. Su pigmento no es tan oscuro, ya que estos se localizan en la dermis. Este tipo de lunares tienden a desarrollarse al final de la infancia y a lo largo de la etapa adulta. Usualmente son benignos.

Nevo Compuesto

Los nevos compuestos poseen características de los nevus junturales e intradérmicos, con los melanocitos ubicados en la dermis y la unión dermoepidérmica. Estos tienen un centro elevado con áreas lisas en sus bordes, siendo bien definidos y con poca pigmentación.

¿Cómo saber si debo evaluar mis lunares?

Prevención

Al tener mayores conocimientos en cuanto a los lunares y cómo se clasifican te ofrecemos una serie de tips preventivos para evitar cualquier complicación. Recuerda que en Dermae Clinic contamos con las herramientas para tu bienestar.

Lipoma

Los lipomas son crecimientos benignos del tejido graso que se encuentra justo debajo de la piel. Se sienten como bultos de consistencia suave, que no tienen salida al exterior. Tienen una tendencia a seguir creciendo, y en ocasiones se hacen doloroso cuando empujan algún nervio (terminación nerviosa) que se ubican dentro de la piel.

Ocurren a cualquiera edad, pero son más frecuentes entre los 40 y 60 años, suelen ser causados herencia, teniendo familiares que ya han tenido lipomas.

Quiste

Los quistes epidémicos (epidermoides) son crecimientos benignos como bultos salientes de la piel. Aparecen a cualquier edad y en cualquier lugar, sobre todo en áreas de roce, y tienen diferentes tamaños dependiendo del tiempo, y la frecuencia de la manipulación.

Todo empieza con la dilatación del poro (folículo del pelo), que al manipularse se obstruye su salida formando un saco (cápsula) que se llena de queratina. Usualmente mantiene un poro central que será la salida de queratina macerada, que va a tener una consistencia blanda y que puede ser fétida aunque no este infectada.

Tambien están los quistes de millium, que son pequeñas acumulaciones de la queratina y restos celulares que no lograron eliminarse con la exfoliación regular de la piel. Usualmente aparecen en la cara, sobre todo en el área del párpado, apareciendo espontáneamente o por agresiones a la piel, como exfoliaciones excesivas, quemaduras solares o térmicas o por el uso de prouctos irritantes.

Fibromas

Los fibromas son pequeños crecimientos suaves en la piel compuestos de tejido fibroso, totalmente benignos, que ocurren por estimulación de hormonas de crecimiento.

Aparecen en el cuello, párpados, axilas, debajo de las mamas, debajo de los gúteos y en la región genital. Dependiendo del área pueden ser lastimados e irritados permitiendo inflamación con enrojecimiento y dolor.

Pueden asociarse a condiciones como diabetes, obesidad, embarazo, menopausia y resistencia a la insulina.

fibroma

Queratosis Seborreica

Las queratosis seborréicas son pequeños crecimientos benignos de la capa más superficial de la piel. Aparecen después de los 30 años en la piel expuesta o no expuesta al sol, y a medida que se va ganando años, van apareciendo más en número o creciciendo en tamaño.

Usualmente son muy pigmentadas y pueden tener una superficie lisa o verrugosa, datos que deben ser de cuidado, porque puede enmascarar un cáncer de piel.

Verrugas

Las verrugas son pequeños crecimientos producidos por el virus del Papiloma (VPH). Pese a que puede asustar su aparición, es importante saber que existen muchos tipos de VPH, y los ocurridos en piel fuera del área genital NO se relacionan con cáncer.

Ocurre luego de un contacto directo con personas u objetos infectados con el virus, por ejemplo cortaúñas, que con la automanipulación, jugar con ellas, rascarlas o morderlas, permitirá que el virus siga infectando.

Usualmente, aparecen en piel muy húmeda, ejemplo aquellos que van con frecuencia a piscinas, duchas públicas y saunas, piel con fricción o heridas expuestas que facilitan la entrada del virus.

¿Cómo se tratan todos estos crecimientos?

Luego de tu cita de consulta donde se evalúa el tipo de crecimiento, es posible tratarlo en la misma consulta o programar una cita para cirugía (procedimiento quirúrgico).

Es posible que le solicite un ultrasonido de tejidos blandos antes del procedimiento, sobre todo en lipomas, ya que pueden no estar en la piel y encontrarse entre el músculo.

En el caso de los quistes, es muy importante que no se haya exprimido, que tenga su mayor tamaño y sin inflamación (piel de color roja o con dolor).

Todos los procedimientos son ambulatorios y con anestesia local.

Afeitado

Cirugía Dermatológica

Curetaje

Cauterización - Electrocirugía

Crioterapia

Cuidados Posteriores al Procedimiento.

Contáctanos